Menú GSC - Obras y Reformas

Trucos para pagar menos luz

Trucos para pagar menos luz

Trucos para pagar menos luz

Pagar menos luz es algo que todos deseamos. Con el precio de la luz cada vez más caro y nuestros hábitos cada vez más costosos, controlar el consumo es algo necesario y primordial para nuestra economía. Partimos de un hecho: nos encontramos en uno de los países con la tarifa de la luz más cara de Europa.

Algo básico es saber qué potencia tenemos contratada con la compañía eléctrica y si de verdad se ajusta a nuestro consumo real. Tener un consumo muy por debajo de la potencia que refleja nuestro contrato, encarece la factura mensual. Para saberlo mira en tu factura de la luz el apartado datos del contrato.

Una vez que sepas qué potencia tienes contratada, tienes que saber si es más de la que necesitas realmente. Basta con que sumes el consumo de los electrodomésticos y aparatos eléctricos que suelas usar simultáneamente y compararlo con la potencia contratada. Otra forma de hacerlo menos ortodoxa es enchufarlo todo a la vez a ver qué pasa… si la luz no salta, es evidente que tienes contratada más potencia de la que necesitas.

Aquí tienes una tabla con el consumo medio que suelen tenerlos electrodomésticos, si quieres saber lo que consumen los tuyos exactamente, tendrás que mirar sus instrucciones.

 

 

Si hechas estas cuentas, tienes contratada más potencia de la que en realidad necesitas y por tanto estás pagando más de lo que deberías, puedes llamar a tu compañía que te enviará a un técnico que lo haga. Pero ten en cuenta que si reduces demasiado la potencia contratada, cuando consumas demasiada potencia saltará la luz. Además has de tener en cuenta que para volver a modificarla tendrá que pasar un año, que es el tiempo estipulado y permitido para ello por las compañías eléctricas.

Además de esto, puedes aplicar algunos trucos que te ayudarán a reducir tu factura de la luz, pensando en los lugares en los que se consume más electricidad:

Consumo en stand by

Como sabrás, los electrodomésticos y aparatos eléctricos en stand by consumen electricidad. O sea, cuando no usas la TV o el equipo de música, lavadora, etc… Esas “lucecitas” que quedan encendidas, indican que se sigue consumiendo luz.
Es posible que te parezca algo exagerado o incluso ridículo pero si sumas los consumos en stand by de todos los aparatos en un año, representan más del 10% del consumo total de los electrodomésticos. Es decir, si por ejemplo tu factura anual suma 1.000€, el stand by consume 100€

¿Cómo podemos arreglar esto? Usando regletas con botón, que nos permitan enchufar los aparatos y electrodomésticos a ellas y desconectar cuando no los estemos usando.

Para ahorrar luz en la cocina

Como sabrás las tarifas de la electricidad no son las mismas a lo largo del día. Infórmate de cuáles son las horas valle y horas punta para restarle unos euros a la factura.
Usa en las horas valle los electrodomésticos que más potencia consuman, además si evitas conectar a la vez los aparatos de mayor consumo, podrás reducir la potencia del contrato y ahorrar mes a mes. Todo es cuestión de organizarse.

Ante todo apliquemos el sentido común:
Cuando pongas la lavadora ponle la mayor carga posible para aprovechar el lavado, si además puedes hacerlo con agua fría mejor pues el consumo aumenta cuando hay que calentar el agua.

Si vas a coger algo de la nevera, piensa antes lo que vas a coger, si la abres y te pones a pensar y mirar durante un rato, eso hará que la temperatura suba y luego necesite un mayor consumo de energía para volver a su temperatura y si haces igual en el congelador, para qué contarte.

Cuando estés cocinando con la vitrocerámica o el horno, puedes desconectarlos cuando quede muy poco para que la comida esté lista, el calor se mantiene durante un rato y será suficiente para acabar. Es poco calor restante te hará ahorrar un dinerito a lo largo del año.

 

Para ahorrar luz en el salón

Dedica un tipo de iluminación para cada uso. No importa tener muchas lámparas si se le da el uso adecuado. No es necesaria la misma iluminación cuando estamos viendo una película o leyendo un libro que cuando estamos cenando. Unas cosas requerirán más consumo y otras menos. Por eso es conveniente disponer de lámparas adecuadas a cada necesidad y actividad que acostumbremos a realizar en la casa. Y eso sí, no olvides apagar las luces que no necesites.

Pásate a la iluminación led, eso reducirá el consumo considerablemente. Por ponerte un ejemplo, las luces led consumen un 86% menos que las halógenas.

 

Para ahorrar luz en las habitaciones

Cuando estás en una habitación, en la mayoría de los casos no es necesario que uses la luz principal. Para empezar aprovecha la luz del día. Y ten lámparas en las mesitas de noche que consuman poco para cosas como leer. Si además cargas el móvil por la noche, la tarifa es menor.
Existe la creencia de que si apagamos las luces, electrodomésticos, aparatos eléctricos para ahorrar consumo, gastarán más al volver a encenderlos que si los dejamos continuamente encendidos. Te podemos afirmar que esto no es cierto, si dispones de led y electrodomésticos que no sean heredados de tu abuela, el consumo no es mayor en este caso.
Todo es cuestión de organizarse y habituarse. Aplicando estos pequeños trucos podrás ahorrar bastante en tu factura de la luz y destinar ese dinero a otras cosas como ¿una cena en ese restaurante al que llevas tiempo queriendo ir?
Eso si, cuando te dispongas a salir camino de ese homenaje, no olvides apagar todas las luces ;).

Share
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies